1. Me lo ordenó mi marido


    Fecha: 26/01/2023, Categorías: Sexo en Grupo Tus Relatos Autor: Teresa, Fuente: Relatos-Eroticos-Club





    El invierno es muy aburrido, yo estaba añorando los días de playa, deseando que llegará la primavera y el tiempo cálido para disfrutar de mi playa gaditana favorita: Bolonia,  donde en su parte nudista ofrezco mi cuerpo al sol todos los veranos. Mi marido llego a casa muy emocionado. Antonio , un amigo íntimo nuestro lo había llamado diciendo que estaba en la ciudad y había quedado con él y nos invitaba a cenar en un restaurante. Antonio lo conocimos en esa misma playa de Bolonia,  unos años atrás. El paso cerca nuestra y poso su mirada en mis generosas tetas y en mi coño con evidente descaro. Yo tambien fui descarada mirando la enorme polla que colgaba entre sus piernas y regalandole una sonrisa. El puso su toalla cerca nuestra. Mi marido se dio cuenta que el tipo me gustaba y me mando a pedirle un cigarrillo e invitarlo a una cerbeza . Antonio me encendió un cigarro y me lo puso en la boca y aceptó tomarse la cerbeza , se presentó a mi marido y se dieron la mano, mi marido me le dijo mi nombre Teresa y el me dio dos cálidos besos en mi mejilla yo aproveché para oler su piel, me sentí cachonda.sabia lo que pretendía mi marido. Mi marido es de esa clase de hombres que disfruta con que su mujer no sólo folle con él sino que tan bien participe algún otro. Tras una charla que derivo en temas sexuales y alguna caricia que me propinaba mi marido delante de Antonio, a él  le quedó claro nuestro juego y ya en el agua los tres vio como mi marido me la metía delante suya bajo el agua ...
    ... , yo lo miraba a él a los ojos mientras mi marido a mi espalda me penetraba. Antonio me acaricio el clítoris a la vez que se aseguraba que tenía la polla de mi marido dentro. Me beso metiendo su lengua en mi boca. Luego mi marido me saco la polla y me giró dejándome a espaldas de Antonio, ellos se miraron y mi mardo asintió dando permiso para que Antonio me clavara su polla , estuve un rato que me sabio a poco , habíamos despertado la atención de algunos mirones y mi marido nos dijo que nos fuéramos a uno de los nidos de piedra. Salí del agua cogida de las manos con los dos. En el nido me follaron los dos por turnos primero el coño y luego el culo. Tube varios orgasmos y me dejaron su semen en mi boca . A la caída de la tarde después de una siesta en la que me dormí entre ambos. Me despertaron , ya éramos los que quedábamos en la playa y mi marido me mandó montarlo cuando tube toda su polla en mi coño le dijo a Antonio que me penetrara el culo. Poco a poco me entró toda no sin antes escaparseme algún grito de dolor , el anal siempre suele dolerme, más cuando es una polla enorme. Pero a mi marido le excita mucho ver ese dolor en mi cara y como se va transformando en placer asta hacerme venir de puro gustó. Desde aquel día siempre que Antonio viene termino con el culo destrozado.
       Por eso sabía que al quedar aquella tarde a cenar con Antonio implicaba sexo del duro. Le pregunté que Debía ponerme. Me dijo que luego lo decidiría primero debía desnudarme que me iba a preparar ...
«12»